15 de abril de 2009

Y la llama aún arde...



Ahora vivo una vida irreal
donde todo lo que aprendo,
todo lo que siento, todo lo que gira a mi entorno
es dulce y amargo y se vuelve un misterio
recordando cuando sacudías los árboles de la tentación
y aprendí lo que era el miedo y el precio
de un paraiso frustrado.

Y la llama aún arde
estará en mi alma por un tiempo sin fin
Y la llama aún arde
aunque ahora solo seas un reflejo de entonces
Ella todavía arde en mi vida,
en mi vida.

Yo quiero creer que aun puedo escuchar
las palabras no dichas de mi esperanza
hoy que las luces empiezan a fluir
mañana quien sabe quien las escuchará.
Pero en mi vida no hay un lenguaje para el amor
ninguna palabra ha aparecido.
Desde que dejamos juntos de atizar la brasa
ya no tengo más esperanza ni fe en el amor.

Pero la llama aún arde
estará en mi alma por un tiempo sin fin
Y la llama aún arde
aunque ahora solo seas un reflejo de entonces
Ella todavía arde en mi vida,
en mi vida.

Seguiré adelante, vigilando de que tu llama aún arda
Seguiré adelante mientras las palabras te recuerden

Y la llama...
___

Y la llama aún arde, y aunque hoy hubieses cumplido 36 lo celebraré como si aquí estuvieses, y la llama aún arde y no dejaré que se apague, no lo haré, no...

4 comentarios:

entresuelos dijo...

esto se merece sólo un tierno abrazo, muy bello amigo

Internautilus dijo...

Sí, mantener la llama viva es tarea dificil, pero necesaria. Está en nosotros -los otros- hacer que lo que amas perdure.
Un abrazo!
V.

fonsilleda dijo...

¡Precioso Cami!, me he emocionado.
Bicos.

Zoe dijo...

Esa llama siempre arderá, llegará un día que se fundirá de tal modo en tí mismo que te acompañará siempre y serás feliz por encontrarla allí...acompañándote en tu camino, te lleve a dónde te lleve...En el corazón queda siempre mucho espacio amigo mío...

besos emocionados...

Amigos que leen este blog